El INCOEX, Instituto de Consumo Extremeño inicia una campaña informativa para reducir los riesgos provocados en niños por juguetes peligrosos de cara a las próximas compras de Navidad, con el lema: una “Navidad segura para los más pequeños”. Con ella pretende que los mayores extremen su vigilancia en la seguridad de bebés y niños ante los juguetes que proliferan por estas fechas.
Según el INCOEX y su Laboratorio de Consumo, en los últimos años, se ha detectado un gran número de juguetes procedentes de países de origen asiático que incumplen la normativa sobre juguetes. La mayor parte de ellos presentan piezas “excesivamente pequeñas” para los niños menores de tres años, materiales “fácilmente rompibles”, juguetes de “mala calidad” o “poca durabilidad”, con los consiguientes “riesgos de asfixia, estrangulamiento y demás accidentes”.

Es muy importante, durante el tiempo de juego, que los adultos, como principales responsables velen por la seguridad de sus niños, y extremen la vigilancia. También los fabricantes tienen la obligación de fabricar juguetes seguros. Aunque muchas veces no se puede evitar los accidentes, sí se pueden poner medidas que ayuden a reducir sus riesgos.

Actualmente de los 1.354 productos señalados en España, a través de la Red de Alerta Nacional, 392 son juguetes, lo que supone un porcentaje del 28,95 por ciento, situándolos a la cabeza de los productos que más problemas de seguridad tienen actualmente. Por tanto, es necesario seguir trabajando para que este porcentaje baje a niveles mínimos. En el segundo puesto se encuentran, con un 17,95% los vehículos y accesorios.

En nuestra región hay que destacar que, en los últimos tres años, se ha reducido un 40 % el número de juguetes con riesgo para la salud de los niños gracias al trabajo del Laboratorio de Consumo de Extremadura.

Sobre el número de campañas y muestras analizadas por el laboratorio, el pasado verano Extremadura ocupó el tercer lugar a nivel nacional en emisión de alertas del conjunto de comunidades autónomas que emiten datos en el país, tan sólo por detrás de Madrid y Cataluña.

En los últimos años, se ha pasado de no haber notificaciones de alertas a nivel nacional (0 en el 2010), a 40 en el pasado año 2016. En 2013 el 80% de los juguetes analizados por el laboratorio tenían algún riesgo importante para la salud de nuestros menores pero “en solo tres años” se ha reducido un 40 por ciento este número.

Por este motivo, desde el Incoex se aconseja comprobar que los juguetes adquiridos cumplen con la normativa de seguridad vigente, así como la elección de un juguete seguro para los niños, sabiendo que en épocas puntuales, como la llegada de la Navidad, los juguetes son el regalo estrella para los más pequeños.