NOTA DE PRENSA JUNTA DE EXTREMADURA

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha acordado en su reunión de hoy poner fin a las restricciones de aforos y horarios en establecimientos públicos en vigor desde el pasado año tras la declaración de la pandemia provocada por la covid 19.

Este fin en las restricciones no significa la vuelta a la denominada nueva normalidad, según ha explicado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, porque el virus sigue activo y hay que aprender a convivir con él “estamos, ha dicho, ante una nueva etapa que debemos afrontar con responsabilidad, en la que contaremos con bastantes menos restricciones, pero en la que conviviremos con un “nuevo inquilino” que sigue haciendo daño, pero que tenemos que hacer controlable”. “Esto no se ha acabado, la situación es mejor y permite la flexibilización de las medidas restrictivas”.

La eliminación de restricciones de aforo y horarios se hace basándose en los datos de evolución de la pandemia que presenta en la Comunidad Autónoma una incidencia acumulada a los 14 días de 55 casos por cada 100.000 habitantes, y de 25 casos por cada 100.000 habitantes a los 7 días. Además, las vacunaciones, han tenido un importante papel en la evolución favorable de la pandemia, de hecho, el90 por ciento de la población vacunable tiene ya la pauta completa de vacuna anticovid, lo que supone el 82,46 por ciento del total de la población extremeña, además de que se continúa con los cribados y rastreos de casos.

Datos que indican estamos muchísimo mejor que hace unos meses, pero, al mismo tiempo, que el descenso de la incidencia se hace más lentamente, si bien, la razón de tasa, el 0,47 por ciento, apunta a que la incidencia seguirá bajando en los próximos días, de hecho, hoy hay menos personas ingresadas que ayer en los hospitales extremeños, 45, y una persona menos en UCI, 8. El riesgo de contagio en la población en general es de nivel bajo, y medio en la ciudadanía mayor de 65 años.

Además, diariamente se hacen unas 2.500 pruebas diagnósticas diarias, con un índice de positividad del 2,8 por ciento, lo que permite diagnosticar todos los casos de infección.

Según el consejero, estamos en una fase de contención del virus por lo que el semáforo que se estableció para aplicar medidas restrictivas dependiendo de la evolución de la pandemia ya no es válido para la situación actual, por tanto, el Consejo de Gobierno ha acordado dejar sin efecto el citado semáforo vigente desde el 6 de mayo de este año, además se elimina la obligatoriedad de aforos y horarios en todos los establecimientos de todos los sectores empresariales que deberán cumplir con lo permitido en sus autorizaciones administrativas reglamentarias.

Siguen vigentes las normas nacionales de obligatoriedad de mascarilla en lugares cerrados y en abiertos cunado no se pueda mantener la distancia de seguridad, y el mantenimiento de esta distancia de seguridad. Por lo que el consejero ha señalado que el Gobierno regional recomienda en los establecimientos de hostelería un aforo del 85 por ciento y mesas de no más de diez personas en el interior de los locales y en el exterior cuando no se puedan cumplir las normas relativas a las distancias.

Ha hablado también de los acuerdos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado esta mañana y en el que se ha acordado eliminar los límites de aforo en los eventos deportivos que se celebren al aire libre y fijar en el 80 por ciento el máximo de aforo permitido en el interior, al menos durante el mes de octubre.

CONTINUAR CON LAS NORMAS

José María Vergeles ha insistido durante su comparecencia en la necesidad de continuar cumpliendo con las normas de llevar mascarilla, lavado de manos, distancia de seguridad, aislarse al menor síntoma, maximizar la ventilación de los espacios y minimizar los contactos. Normas que hay que interiorizar para poder convivir con el virus y que los ciudadanos no deben ver como una obligación, sino como un ejercicio de libertad para seguir viviendo con la mayor normalidad posible y convivir con un virus que ha llegado para quedarse por un tiempo largo. No son medidas de intervención social en sentido estricto, sino que hay que adoptar individualmente, según ha concluido el consejero. ”Ahora es responsabilidad de la sociedad extremeña, el sistema sanitario público estará siempre para apoyar a los ciudadanos”.

Estas medidas que ahora se adoptan en la Comunidad Autónoma van acompañadas de medidas de planificación. En este sentido Vergeles ha indicado que próximamente se presentarán planes de seguridad para pacientes y otro para residentes en centros de mayores, donde en esta quinta ola han fallecido 76 personas y donde actualmente hay 43 residentes con virus covid y 4 trabajadores.

Se ha referido igualmente el consejero a la aplicación de las terceras dosis de la vacuna anticovid a personas inmunodeprimidas y ha dicho que ya se han puesto a 10.552 personas.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales ha agradecido reiteradamente a los ciudadanos el esfuerzo colectivo realizado para luchar contra la pandemia, especialmente al personal sanitario que ha demostrado de todas las maneras posibles su implicación en la atención a los pacientes y ha pedido disculpas a los sectores económicos más afectados por las restricciones “pero estas medidas eran absolutamente necesarias. Ahora viene tiempos de recuperación económica y social”.

Descargar PUBLICACIÓN EN EL DOE