La Junta de Extremadura ha diseñado un plan especial de cribados a demanda para diagnosticar precozmente la COVID-19 durante el puente de San José y Semana Santa en todas las áreas de salud de la región.

Las pruebas se podrán realizar en los Puntos de Atención Continuada y en determinados centros de salud, según el horario y fecha prevista en cada uno de ellos. En el Centro de Salud de Oliva también se llevará a cabo, en horario de tarde y las personas que tengan algún síntoma o la sospecha de haber estado con algún positivo pueden solicitar la realización de las pruebas oportunas. Será necesario contactar previamente con el Centro de Salud.

Extremadura se encuentra en nivel de alerta medio por los indicadores de incidencia acumulada, que a los 14 días está en 62,47 por 100.000 habitantes -por debajo de la media nacional que se sitúa en 127,91 casos- y a los 7 días, en 42,05 casos por 100.000 habitantes –frente a la media del conjunto del país que está en 60,29-.

En cuanto a la ocupación hospitalaria, el 1,05 por ciento de las camas de agudos está ocupadas por pacientes con COVID-19, es la más baja del país; y el 4,31 por ciento de las camas UCI tienen enfermos con esta patología, frente al 19,9 por ciento de la media española.

planificación de cribados a demanda